Alimentos frescos y congelados

Aplicaciones

Alimentos frescos y congelados

Fresh and frozen food products

La mayoría de los alimentos, sobre todo los frescos y los congelados, son productos que se deterioran con facilidad debido a temperaturas demasiado altas, demasiado bajas y a la humedad. Además, la distancia entre el lugar de producción y el de venta a menudo es considerable y exige un viaje de días. Por ello, los alimentos se transportan en condiciones de temperatura controlada, donde la cadena de frío asegura la conservación de las cualidades organolépticas, de las cualidades nutritivas y de la seguridad para la salud del consumidor.

Por lo referido a los alimentos frescos, la refrigeración es el factor que permite limitar o bloquear el crecimiento de bacterias, que no solo alteran las propiedades organolépticas y nutritivas, sino que pueden provocar la difusión de problemas y enfermedades en los consumidores.

Para los alimentos congelados es fundamental que las temperaturas se mantengan bajo cero de manera constante, para evitar el descongelamiento, la formación de macrocristales de agua con un posible nuevo congelamiento y el inicio de procesos de degradación relacionados también con la proliferación bacteriana.

Los registradores de datos T·Stream de halveon son instrumentos fundamentales para la monitorización de la temperatura durante la cadena de frío de los productos alimentarios, y son apropiados para el uso dentro del sistema de autocontrol HACCP.